Inicio Empresa y emprendimiento ley de Pareto, regla del 80 / 20

ley de Pareto, regla del 80 / 20

135
Ley de pareto, regla 80 / 20

Casi podría apostar que no hay concepto más conocido para cualquier especialista en productividad que la regla de Pareto o regla del 80/20.

Vilfredo Pareto, economista italiano, formuló esta regla a principios del pasado siglo al apreciar que la riqueza de cualquier país se distribuía de forma que el 20% de las personas poseían el 80% de la riqueza y que por tanto un 80% de las personas tan solo disfrutaban del 20% de los recursos del país. El caso es que este reparto de la tarta coincide para muchísimos aspectos de la economía mundial pero también tiene aplicación en la vida diaria de cada persona.

La regla o ley de Pareto es extrapolable a cualquier ámbito, si bien se aplica con mucha asiduidad por especialistas del sector de los negocios y productividad empresarial, en la actualidad hay una corriente muy importante que nos indica la posibilidad de aplicar la ley del 80/20 en todo lo que hacemos.

Si bien esta regla no siempre se cumple a rajatabla, lo que trata de poner de manifiesto es que en general el 20% de los esfuerzos, de los clientes, de nuestros servicios, y de nuestro tiempo genera el 80% de los beneficios totales. Es por tanto importante definir cuáles de las actividades que realizamos a diario son las que generan ese 80% de los beneficios.

Si podemos definir ese 20% con claridad, podremos realizar más tareas de alto valor e ir reduciendo gradualmente las que menor valor tienen.

La regla de Pareto, relacionada con la productividad se puede interpretar también desde otro punto de vista, conseguir un producto o servicio con una calidad del 80% invirtiendo el 20% de los recursos, no conseguiremos llegar a la excelencia (que a veces es necesaria), pero sin embargo conseguiremos unas cuotas de rentabilidad extraordinarias.

Algunos ejemplos clarificadores de posibles distribuciones del 80/20:

  1. El 20% de los clientes genera el 80% de los ingresos
  2. El 20% de las herramientas de un programa generan un 80% del uso de ese programa, o también se puede interpretar como que conociendo el 20% de las herramientas de un programa se pueden conseguir el 80% de los resultados.
  3. Con un 20% de entrenamiento se puede conseguir el 80% de los beneficios del deporte.

Como ya se ha comentado con anterioridad esta regla no es absoluta, y en muchas ocasiones sujeta a subjetividad ya que los beneficios indirectos no siempre son fácilmente medibles y menos cuantificables, además en algunos casos será por ejemplo un 30/70 o un 35/65, lo importante es saber determinar qué es lo más beneficioso y una vez tomada la conciencia de este beneficio poder actuar.

Y ahora viene la pregunta…¿Qué tiene que ver todo esto de la ley de Pareto con internet y la informática?, lo que busco es una respuesta sencilla, internet y los dispositivos informáticos deben servir para ahorrarnos tiempo y dinero en todo lo que hacemos, ser más productivos en nuestro trabajo, y elegir los mejores productos y servicios con cierta facilidad, pero…dentro de una oferta tan grande y que se mueve tan rápido, ¿somos capaces de elegir correctamente cuál es ese 20% de productos y servicios que mejor resultado o rendimiento nos van a aportar?, la respuesta es….estamos en camino