Inicio Empresa y emprendimiento Áreas de oportunidad personales y en la empresa

Áreas de oportunidad personales y en la empresa

769
Proceso idea

Áreas de oportunidad personales y profesionales en la empresa

Las áreas de oportunidad son un concepto que se puede aplicar tanto en el ámbito personal o empresarial. Conocer más en profundidad este tema te ayudará a crear cambios efectivos en tu propia vida o en tu empresa. Por eso, en este artículo te contamos qué son las áreas de oportunidad y algunos consejos para desarrollarlas en tu día a día.

¿Qué son las áreas de oportunidad?

Este término se refiere a una serie de habilidades y competencias que se pueden destinar a conseguir ciertos objetivos. Las áreas de oportunidad son potencialidades, por lo que no se cuenta con ellas desde el principio, sino que se deben trabajar y desarrollar para alcanzar las metas deseadas. Para mejorar esa serie de habilidades y competencias disponemos de 2 caminos esencialmente, la formación y la experiencia.

La formación no termina una vez que hemos realizado un curso profesional o terminado nuestra carrera, posteriormente, si queremos potenciar nuestro conocimiento y capacidades deberemos buscar especialización en el sector en el que nos movemos o pretendemos instalarnos, el sector médico es un claro ejemplo donde la formación continua es más que una necesidad una obligación, muestra de ello es la proliferación de másters especializados en alguna temática muy específica como por ejemplo este master especializado en implantes dentales, todo un año formativo dedicado a una sola disciplina de la odontología.

¿Cuáles son los tipos de áreas de oportunidad?

Dado que son potencialidades, las áreas de oportunidad pueden aplicarse en diversos contextos. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, los dos más significativos son el ámbito personal y el empresarial, por lo que existen áreas de oportunidad personales y áreas de oportunidad empresariales.

1.       Áreas de oportunidad personales

Las áreas de oportunidad personales se refieren a todos los rasgos de nuestra personalidad, nuestra forma de desenvolvernos en el día a día, y nuestros hábitos. Cuando trabajamos para mejorar estos aspectos de nuestra vida, estos nos ayudan a descubrir y desarrollar talentos y hacer que nuestra personalidad sea para nuestro beneficio.

Por lo tanto, resulta muy beneficioso identificar cuáles son las áreas de oportunidad personales con las que contamos y trabajar para mejorarlas. Por ejemplo, podemos decidir transformar un rasgo que considerábamos una debilidad y convertirlo en fortaleza. Así, aumentará nuestra confianza en nosotros mismos y nos sentiremos capaces de alcanzar cualquier meta que nos propongamos.

En el caso de no trabajar o desarrollar nuestras áreas de oportunidad personales, podemos vernos limitados y en aprietos. Por este motivo, siempre es recomendable aprovechar nuestras habilidades y competencias, y trabajar en aquellos rasgos que consideramos debilidades.

¿Cómo potenciar tus áreas de oportunidad personal?

Una vez que ya sabemos qué son nuestras áreas de oportunidad personales, te contamos una serie de consejos para que puedas trabajar en ellas y transformarlas para tu propio beneficio.

  • Conócete a ti mismo. Solo así podrás identificar tus talentos, tus debilidades, tus metas y los rasgos de tu vida que puedes mejorar.
  • Reconócete. Es normal tener miedo a admitir las partes de nuestra personalidad que podemos mejorar. En lugar de negar su existencia, es esencial reconocerlas y mirarnos de forma objetiva. Así, podremos detectar más fácilmente las áreas de oportunidad y trabajar en optimizarlas.
  • Recapitular o mirar hacia atrás. Es usual que las personas prefieran no mirar hacia el pasado sino simplemente enfocarse en el futuro. Sin embargo, examinar lo que hemos vivido, nuestras experiencias, nos puede ayudar a identificar aquellos puntos que generan mayor conflicto o suponen un reto mayor en nuestra vida. Esto nos ayudará a determinar por dónde comenzar a transformar nuestras áreas de oportunidad.
  • Celebra tus éxitos y tus virtudes. No debemos enfocarnos solo en las cosas negativas de nuestra vida o nuestra personalidad. En cambio, debemos celebrar y disfrutar de todos aquellos rasgos de nuestra persona. De esta forma, podremos empoderar y continuar mejorando aquello que amamos de nosotros mismos.
  • Ponlas por escrito. Es muy útil poner por escrito tanto tus áreas de oportunidad como tus virtudes. Esto te ayudará a verlas de forma más clara y a relacionarlas entre ellas para potenciarlas.
  • Actúa. Para cambiar nuestras vidas y mejorar nuestras áreas de oportunidad es necesario actuar. Solo tomando acción y siendo constantes podremos transformar nuestra vida y conseguir nuestras metas.

 

2.       Áreas de oportunidad empresariales

En este caso, las áreas de oportunidad empresariales se refieren a todo aquello que podemos mejorar en un contexto laboral o empresarial, con la finalidad de fortalecer y transformar nuestro negocio.

En el ámbito empresarial, no solo es recomendable identificar y trabajar en las debilidades de nuestra empresa, sino también es descubrir áreas en las que no hemos incursionado y que pueden dar mayor proyección a nuestra empresa.

Se puede comenzar identificando las áreas de la empresa que reciben más retroalimentación o que se enfrentan a más obstáculos. Luego, se deberá trabajar para transformar estas áreas y que pasen a ser un plus y fortaleza en nuestro negocio.

Algunas ideas para identificar las áreas de oportunidades de una empresa son:

  • Analiza las necesidades y perfil del público objetivo de tu empresa.
  • Haz un análisis de mercado para identificar las áreas que tu empresa no tiene o debe mejorar.
  • Identificar elementos que diferencien a tu empresa y le den un valor agregado.

Enfocarse en estos aspectos y combinarlos ayudarán a que tu empresa crezca y se consolide, además que contribuir a la fidelización de clientes, socios y empleados.

Ejemplos de áreas de oportunidad

Hasta ahora, hemos hablado de las áreas de oportunidad en términos generales pues cada caso es diferente. Sin embargo, a continuación, te presentamos algunos ejemplos para que puedas ver de forma más concreta cómo transformar un área de oportunidad y ponerla a tu favor.

1.       A nivel personal:

Imaginemos que, tras un análisis de tus virtudes y áreas de oportunidad, te diste cuenta de que tu área de oportunidad es dejar de fumar y que una de tus virtudes es el amor por el deporte y la naturaleza.

En este caso, cada vez que sientas la necesidad de fumar puedes, en cambio usar ese tiempo para salir a tomar algo de aire fresco y disfrutar de un paseo por el parque, o hacer una rutina de ejercicios. De esta manera, la actividad física ayudará a disminuir la ansiedad que provoca el cigarrillo y el hábito de disfrutar de la naturaleza irá poco a poco sustituyendo el de fumar.

Otra área de oportunidad muy común es dejar de procrastinar. En la actualidad, es normal que a las personas les cueste concentrarse, ya sea porque tienen demasiados estímulos e intereses que les apasionan, o porque es fácil caer en distracciones como el móvil.

En estos casos, usar una agenda y hacer una lista de las cosas que debes hacer, incluyendo los descansos y tiempos de ocio, te ayudará a enfocar tus energías en las cosas que te apasionan.

2.       A nivel empresarial

Supongamos que tu área de oportunidad a mejorar es el flujo de ventas de tu empresa. Tras un estudio de mercado, identificas que promocionar los productos en las redes sociales y hacer envíos a domicilio es algo que otras empresas similares están haciendo. Esto supone una oportunidad para explorar nuevos canales de venta para tus clientes y aumentar su nivel de fidelización.

Las áreas de oportunidad, tanto personales como empresariales, pueden ayudarte a cambiar tu vida y tu negocio. Por lo tanto, te recomendamos que siempre trabajes para convertir tus áreas de oportunidad en fortalezas, pues con esfuerzo toda debilidad puede transformarse en virtud.