Las empresas transnacionales, que son aquellas que exportan sus productos y operan en diversos países diferentes sin aplicar cambios en ellos, y las multidomésticas, que son las que se especializan en un ámbito geográfico más especializado ya que sí adaptan lo que venden, llevan a cabo estrategias comerciales y de mercadotecnia o marketing propias pero que, en muchos casos, poseen nexos en común. Ambos tipos de empresa pueden operar dentro y fuera de su país, con lo cuál en los dos tipos de compañías se utilizarán técnicas de marketing nacional e internacional para promocionar sus productos.

Aquí queremos aprovechar para hablarte de las diferencias existentes entre ambas para que, llegado el caso, puedas aplicar lo más interesante para tu propio negocio.

¿Qué es una compañía multidoméstica y qué es una transnacional?

Lo primero que debemos hacer, como es obvio, es definir qué es cada tipo de empresa:

Características de las compañías transnacionales

Las empresas transnacionales se definen como aquellas que comercializan sus productos y servicios en varios países repartidos por todo el mundo. En este sentido, el modo en el que estos se venden guarda no sus propias peculiaridades en función del lugar geográfico concreto, sino que posee las mismas características sin importar las preferencias locales o las costumbres de sus potenciales clientes.

Esto quiere decir, por ejemplo, que un producto determinado que es vendido en Argentina y en Tailandia no poseerá diferencias.

Para ilustrar este caso con un ejemplo concreto, podemos hablar de Coca-Cola. Este producto se comercializa en todo el mundo del mismo modo ya que su receta es única y, además, secreta. En concreto, está presente en más de 200 países y, salvo que la etiqueta con la que se venden las latas y botellas que contienen el refresco esté adaptada al idioma local, el resto de componentes no varían ni un ápice.

Características de las compañías multidomésticas

Las compañías multidomésticas son aquellas que venden sus productos en países extranjeros pero que, a diferencia de las transnacionales, si varían la composición y el formato en función de cada país. Esto se realiza, fundamentalmente, teniendo en cuenta las preferencias de los consumidores locales de cada lugar, sus costumbres religiosas o cualquier otro factor que pueda resultar de interés.

Al igual que en el caso anterior, resulta sencillo encontrar un ejemplo que ilustre lo que queremos decir. De hecho, la cadena de comida rápida McDonald’s es el que vamos a utiliza. En concreto, la compañía, antes de implantarse en un país, realiza un estudio para analizar y establecer cuáles son las costumbres locales y, posteriormente, crea menús específicos y abre sus tiendas.

Para que te hagas una idea, sus establecimientos en la India no venden hamburguesas elaboradas a partir de carne de vaca ya que estos animales, según su cultura, son sagradas. Asimismo, en los países árabes, tampoco las elaboran con cerdo ya que sus habitantes no lo consumen.

Esperamos haber aclarado tus dudas respecto a las diferencias entre compañías transnacionales y multidomésticas. Así que, si estás empezando a plantearte operar en el extranjero, solo tienes que pensar en cuál es el modelo que más te interesa.

¿Nos ayudas a compartir?