Formas jurídicas de empresa. Constitución de empresas

Tipos de formas jurídicas para la constitución de empresas

A la hora de constituir una nueva empresa existen diferentes modelos jurídicos que se adaptan a las características particulares de cada una de ellas. El tipo de actividad económica que se desarrollará, la cantidad y la responsabilidad de los emprendedores, el capital disponible y los aspectos fiscales son los principales factores que determinarán la forma jurídica que adoptará la sociedad. Estudiemos las más importantes de ellas:

Sociedad Anónima

Es la sociedad comercial en la cual el capital -representado por dinero, bienes o derechos- se divide en acciones que pueden ser transferidas por venta, herencia o donaciones. Los socios participantes no responden a las deudas contraídas por la empresa con sus posesiones personales. La Sociedad Anónima posee personalidad jurídica propia.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

En este caso, la responsabilidad de los socios se limita al capital aportado que se divide en participaciones equivalentes y acumulables. Estas deben ser cedidas prioritariamente a los otros socios o a la misma empresa si uno de los integrantes desea abandonar la sociedad. Está gestionada por un grupo de administradores y por la Junta General.

Sociedad de Responsabilidad Limitada Nueva Empresa

Este tipo de Sociedad de Responsabilidad Limitada es una forma jurídica de creación reciente que permite realizar los trámites de constitución de la sociedad a través de Internet. Puede integrarse solo por personas físicas hasta un máximo de 5 socios. Otorga una mayor flexibilidad en el desarrollo de las actividades de la empresa y acepta exclusivamente aporte de dinero como capital.

Sociedad Colectiva

Esta forma jurídica contempla la existencia de diferentes tipos de socios, aunque todos en un plano de igualdad en cuanto a derechos y obligaciones. El que realiza el aporte de dinero es el socio capitalista, mientras el que participa con trabajo es el socio industrial. La Sociedad Colectiva, que se rige por el Código de Comercio, responde a las deudas con su patrimonio y no requiere de un monto mínimo para constituir el capital social.

¿Nos ayudas a compartir?