Emprendimientos en búsqueda de los ángeles inversores

En los últimos dos años, la consulta más requerida y las quejas más abundantes se relacionaron con la falta de fuentes de financiamiento oficial. Pero a falta de ello, como hemos detallado en más de una ocasión, se encuentran los ángeles inversores, aquellas personas que cuentan con el dinero que necesitamos vosotros pero a cambio de una rentabilidad o un porcentaje del negocio.

Siempre cuando surge un negocio la cuestión es quién es el que invierte. Descartado el Estado para proveer financiación, u amigos, familiares o ahorros, el más indicado es el ángel inversor.

Pero antes de tentar la búsqueda de un ángel inversor, habrá que tomar una decisión muy importante.

Más allá de que muchos creen que el ángel inversor es más una complicación que una solución, la cuestión puede ser bien sencilla.

El inversor solicitará un porcentaje de participación en el negocio, ya sea por medio de ganancias mensuales (rentabilidad) o como socio minoritario o mayoritario. Como estas relaciones ocasionan usualmente problemas, lo más indicado será firmar un contrato, establecer obligaciones, derechos, prioridades y objetivos y, luego sí, sellar la asociación.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *